Al Encuentro con Jesús

POR: ADRIANA DE LA TORRE

Me llamo Adriana, tengo 24 años y soy una joven cristiana tricantina.

Me gustaría mostrarte cómo conocí a Jesús y cómo llegué a las misiones. Te contaré un poco de mi encuentro con Jesús y como fue que Jesús me estuvo llamando a servirle en África, concretamente para ir a Costa de Marfil.

Desde muy pequeña miraba hacia este precioso continente: África. Por algunas circunstancias concretas lo veía como un gran gigante difícil de llegar hasta ahí. Sin embargo, vivía mi día a día de la mejor manera posible, siempre con la mirada puesta en África.

A mis 15 años estaba pasando una etapa bastante oscura en mi vida. Perdí la esperanza y cada día me costaba levantarme. Pero Dios tenía todo preparado. En ese momento, llegó un matrimonio de Barcelona a vivir a Tres Cantos, dejándolo todo atrás. Lo primero que vino a mi mente fue: ¡qué locura!

Pasado un tiempo recibí el mejor de los regalos, la Biblia. Era el medicamento que necesitaba. Comenzó mi encuentro con Jesús y cada vez que meditaba en la Biblia, a mi mente venía un pensamiento: qué bueno sería que todo el mundo tuviera un encuentro con Jesús y cuán diferentes podrían ser nuestros días si viviésemos todos al menos un miligramo de este libro. Seguí leyendo más, y el Espíritu Santo iba ordenando el caos de mi vida. Aunque puedo decir que le conocía, conocerle y que habite en ti hay un gran paso. Tu pequeño mundo comienza a cambiar.

Si bien estaba llena de dudas, la gran pregunta era ¿qué va a pasar ahora? Ahora se supone que mi vida no puede ser como antes. Todo ese tiempo el matrimonio amigo no cesaba de interceder por mí. Y los días poco a poco tenían más claridad y menos oscuridad. Así que una nueva vida comenzaba para mí.

El 24.08.2014 bajé a las aguas. Era el día que Dios había preparado para dar testimonio de lo que Dios estaba haciendo en mi vida.

En el año 2015 comencé mis estudios en enfermería. Por obediencia a Jesús.

En agosto del año 2016 fui a la escuela Betania, Escuela de entrenamiento misionero situada en el Campello, Alicante. En este lugar el Señor me sanó emocionalmente y también confirmó la posibilidad de por fin ir a África, esta vez como misionera, utilizando mis talentos como enfermera.

Al año siguiente, antes de viajar a la escuela Betania, conocí la organización CercÁfrica a través de un concierto en el ayuntamiento de Tres Cantos. Antes de empezar su concierto, presentaron uno de sus proyectos: JEA (Jóvenes Esperanza África) que se encuentra en Man, Costa de Marfil. Cuando explicaron de lo que se trataba, en mi corazón me planteé seriamente ir a esta misión.

En mi segunda visita a Betania, en mis oraciones el Señor me aseguró que el proyecto JEA era mi destino. En ese momento pude ver que Dios me estaba llamando claramente a ir al continente africano. Sentí que era el momento de dejar las comodidades.

En el año 2018, con 22 años, realicé mi primer viaje misionero a Costa de Marfil. Donde pude aprender mas acerca de la manera de vivir y sus costumbres. Comencé a vivir como una mas entre ellos, y mi vista estaba entre la población pediátrica.

A mis 23 años volví a hacer las maletas para ir a Costa de Marfil en un paso de obediencia. Un viaje donde Dios continuo mostrándose y bien aquí nació mi pasión por la pediatría. Estos viajes se realizaron antes de terminar mi formación como enfermera, lo cual fue de gran motivación.

A día de hoy ya soy enfermera, un accidente ha cambiado el rumbo pero no el propósito. Actualmente sigo preparándome terminando mis estudios en teología. Debido a que este año no he estado ejerciendo como enfermera he tenido tiempo para pensar y ver si realmente lo que Dios quiere para mi es la pediatría. Por lo que finalmente voy a preparar el examen para la especialización en enfermería (EIR) y continuar mi formación en pediatría (máster, cursos de formación acreditada…). A parte de ser mi pasión esta área, es algo muy necesario en África, por lo que la formación en este campo es esencial.

No sé cual será el próximo destino en África, solo se que debo ir preparada. Este tiempo aquí en España, es de preparación. Así que en el tiempo perfecto volveré.

Con mi testimonio te animo a que aceptes que allá donde el Señor te ponga, lleva Su luz, sé diferente y fija la mirada en Jesús. Cada día busca conocer más el significado de la cruz, donde Él murió por ti y por mi.

La cruz del amor.

La cruz de la esperanza.

La cruz del perdón.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: