Escritorio de Mediación Familiar

Tenemos un proceso voluntario y estructurado en que una tercera parte neutral, que es el mediador, ayuda a arreglar los conflictos de manera amistosa; reduciendo las agresividades, aclarando las pretensiones respectivas y restableciendo el diálogo, con el fin de que las partes busquen soluciones aceptables para ambas, y permitiendo que estas se apropien de sus propias decisiones.

Como mediadores familiares, estamos convencidos de que el conflicto, lo solucionan las partes, siendo los mediadores, facilitadores de la comunicación.

Más allá de las crisis matrimoniales o de pareja, existen otros tipos de conflictos familiares. La mediación familiar se extiende a todos los miembros de la familia, sea cual sea su forma. Es importante tratar la familia como un sistema abierto, jerarquizado, formado por diferentes miembros que interaccionan entre sí según unas reglas de comportamiento y funciones dinámicas, en constante cambio. 

La familia como tal ha adoptado varias formas a lo largo del tiempo (familias monoparentales, con parejas del mismo sexo, familias reconstruidas donde se juntan miembros provenientes de núcleos familiares diferentes para formar uno de nuevo…) es en estas redes familiares donde se generan los conflictos que se pueden resolver a mediación con éxito.

Hay que tener en cuenta que, los conflictos familiares son los más personales que existen, puesto que se dan en la esfera más íntima de la persona: su hogar, donde las relaciones son muy estrechas y forman parte de su vida privada, pudiendo desplegar resultados positivos (afectividad) como negativos (discusiones o desavenencias).

En este proceso de mediación son las partes las que llegan a un acuerdo, habiendo el mediador de mantenerse neutral, pero dirigiendo la aparición de exaltaciones emocionales y mitigando la frustración y angustia que los conflictos familiares suponen por las partes. Al ser las partes las que llegan a un acuerdo de forma voluntaria tienen más posibilidades de cumplirlo después puesto que han tratado todos los temas sin dejarse nada al tintero, habrán conseguido, un acuerdo a medida que cubra sus necesidades. Y por supuesto, incluyendo siempre a Dios en la ecuación.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: